Archive for febrero, 2013


ANTOJO INCOMING

Que puñetas incoming, ¡antojo is here!

Como resumi en la última entrada, no fui a la JW. Pero al no ir, me quedé en casa de mi abuela cuidando de ella. Y en los ratos libres que tenía, juegando al nuevo DmC.

Siendoos totalmente sincera, al principio me pareció una soberana mierder. Porque yo he sido fan fan de Dante de siempre y ver a ese coso escuchimizado, yonkie y sucio, daba bastante asco. Pero, eh, antes de criticar algo, tengo que probarlo. Y mi tío me pasó el juego para que lo instalara en mi ordenador y… BUENO.

Ni tan mal.

Es un juego alucinante. Solamente hay que cambiar de chip y no pensar en que este Dante haya sustituido a los anteriores. Es más guapete de cara que en los primeros trailers, y su personalidad es MUY parecida a la del Dante del Devil May Cry 3, solo que aun más chulo, más bestiajo y más puterín. Aparte de Dante, el juego es una pasada, porque los escenarios son bastante diferentes al resto de DMC’s y cuando entras en el limbo, es una explosión de luces y colores, aunque quizás muy creepy en demasiadas ocasiones. Si, puede llegar a dar muy mal rollo, sobre todo el parque de atracciones en el que empiezas.

La cosa es… que me he enamorado. Y no de Vergil (QUE TAMBIÉN. SÉ DE UNO QUE VA A IR DE VERGIL), sino de Kat♥ la chica más MÁS MÁS mona que he visto en todos los DMC. Brujita, mete sus pócimas en sprays, lleva las manos tatuadas con henna y de pequeña se encerraba en su mundo para no sufrir ningun daño ← cosa que a la autista de turno le encanta.

Así que, he decidido, que como todavía queda una semana ENTERA hasta que vuelva la onee a hacerme la sesión de Merida, que quiero poner en marcha los motores de cosplayer y de edición, así que le pediré a alguna alma bondadosa que este fin de semana me haga una sesión de prueba de Kat para comprobar si me gusta o no. Además, para quitarme el mono de ir de ella, porque hasta que pueda encontrar una tela para el abrigo de Vergil, va a pasar MUCHO tiempo entre que pueda encontrarla y pagarla xD ¡Y hacer el abrigo! ¡Y que venga mi Vergil! Es decir, un jaleo mental tremendo.

De momento, hoy he conseguido rescatar de mi Narnia personal (también conocido como mi armario) mis pantalones cortitos con dobladillo vuelto (EXACTOS a los de Kat) con una suerte increible, ha sido quitar la giga-caja donde guardo mis telas de cosu y han aparecido los primeros. Luego, la camiseta apenas se ve, es blanca y baja, dejando un más que bonito escotazo -digno de cualquier fémina DmC-.  Las botas ya tengo pensadas como hacerlas, al igual que el porta-sprays-cinturon-mierder que lleva. No, lo siento, la chaqueta la teñiría pero es un regalo de mi chico y no pienso tocarlo. Mucho que me la voy a poner -3-“

A ver si mañana me dedico a hacer las botitas y puedo hacer un WIP completo de la parte textil, así como de las joyas. Para la sesión test llevaré mis Blytheye, porque las lentillas escogidas para Kat son MUY especiales… y caras. 17€ el par, un mes y sin graduar ;_; Pero son del color y matiz exacto para ella, así que cuando vaya de Kat DE VERDAD las pediré.

Por cierto, hace unas semanas me hice una cutre preview con mi propio pelo y maquillaje bastante random. Más o menos me gusta el resultado, pero tengo que maquillarme mejor aún ò3ó

¡Gracias por seguir animandome a seguir haciendo mis cosus!

En serio, así da gusto seguir con esto ^^

Anuncios

Buenas y malas noticias

¡Buenas, gente!

No, no me preguntéis que tal estuvo la JW ya que no fui. Me quedé cuidando a mi abuela, que estaba de postoperatorio, cosiendo y viciando al DmC como una descosida. Me arrepiento de no haber ido, pero bueh, otra vez será, no le voy a dar más importancia.

Esa es la mala noticia. Las buenas son mucho mejores ♥

El viernes, me visitó una tia abuela mía a la que no veo demasiado pero que nos queremos muchísimo. Estabamos hablando ella, mi abuela y yo, cuando le enseñé el vestido de Merida. Y ella, sin venir a cuento, mientras estaba distraida hablando con mi abuela, me dió 100€ para que me comprara una máquina de coser nueva, que la mía estaba en mi pueblo y no podía disfrutarla.
Mi cara de idiota de aquel momento fue épica, porque no sabía como agradecerle ni si aceptar ese regalo. Pero me insistió y el sábado por la mañana pude escaparme con mi padre a por ella. Una Oriol blanquita, silenciosa, adorable, del mismo tamaño que mi anterior máquina. Las pruebas que he hecho con ella han sido magníficas, y me cose hasta la polipiel sin trabarse ni nada. Estoy asdhjasgdjashddvjhv; *^*!

Mi nuevo bebé. Estoy super contenta con ella, y me va como la seda ♥ A ver si logro terminar prontito el cos de Merida, que gracias a la ayuda de esta máquina solo me queda una manga y unirlas al cosu entero *___*!

Y por los que no me visteis en la JW, no os preocupeis, fans mios /okno, que el finde que viene no, el siguiente, probablemente mi onee Juliet Essence me haga una sesión de fotos especial de Merida *______*♥

Hasta más ver, people!

¡Más progresos de Merida!

Este martes, mi querida peluca de Merida llegó a mis manos. Esa mañana, parece que Correos decidió entregar todos los paquetes que había a nuestra dirección, incluyendo el de mi melena pelirroja.

Cuando me la probé, no estaba segura de si me gustaba como me quedaba. Estaba entera hacia atrás, y me daba la sensación de que parecía un juez barroco-irlandés con ella puesta. Por suerte, peinandola con los dedos y cortando el mechon delantero, me sentí más Merida, dentro de lo que cabe. Aqui fotos de la esperada preview :3

Primero la foto normal, la foto en la que salgo medio bien, posando, dentro del personaje… Y luego, la foto haciendo el SUBNORMAL, que es lo que mejor se me da hacer. Y al fin y al cabo, con Mérida, puedo hacer todas las caras que me de la gana.

En los días siguientes, he puesto el turbo para ir terminando cosas. El arco ni las flechas están aún acabados; me veo el viernes terminandolos. Pero bueno, al menos he continuado con el vestido *3* Solo le quedan coserle las mangas y la bajo falda y estará listisimo *3*!!!

¡Poco queda, poco queda!

Y por último, una noticia algo tonta e inesperada, me he apuntado a la Pasarela de Cosplay. Básicamente es coger tu cosplay, tus bartulos y regalarle al público una foto perfecta posando. Yo haré el ridiculo internacionalmente, pero bleh, por algo se empieza xDDDD Al menos ya la caracterización la tengo al límite XD!

Informaré con más noticias en cuanto acabe el cosu! ¡Me queda nada para terminarlo!

Bueno, tenía ganas de escribir algo más en mi querido y nuevo blog de cosplay ♥ Y que mejor que empezar con un tema al día y un poco polémico: las páginas de facebook.

El que más y el que menos tiene una página de facebook donde cualquier persona puede entrar, ver fotos, publicaciones y comentarlas y darle a megusta. Incluida yo misma, que soy un cero a la izquierda, tengo una. Al principio estaba muy reacia a hacerme con una, ya que, el rollo de que la gente le de a “me gusta” a tu propio perfil de una red social, sonaba algo presumido y prepotente.

Pero hace unos meses, tuve un problema bastante gordo de privacidad en mi perfil privado de facebook (que no era privado, al contrario, era demasiado público), y me hizo pensarme bastante las cosas.

Una página es el sustituto perfecto a tu perfil de facebook. La gente puede contactar contigo igual que en tu perfil normal. Y si quieren saber que haces, en vez de añadirte como amigo, simplemente, le dan a megusta. Se puede ver como un gesto de vanidad, como si “te creyeras” alguien importante, o en mi caso, se puede ver como una manera de salvaguardar mi vida personal con mi vida en el cosplay.

Esto me evita tener gente que desconozco en mi facebook y que estén mirando mis aspectos y pensamientos personales. Y sí, existe la posibilidad de que no compartas tu vida privada con el resto de la gente, pero hay gente que son mis amigos y con los que me gusta compartir cosas, y otras personas no las conozco, y no me gusta que compartan eso conmigo. Y por eso, si alguien me quiere encontrar en fb, tengo mi página. Así de sencillo.

Y sinceramente, pienso que todas las personas con problemas de privacidad deberían hacer lo mismo. Ya que, al fin y al cabo, compartir cosas en internet no tiene limite alguno, salvo el que nosotros mismos intentemos poner para evitar situaciones límite.